Entradas


Centenario de las Apariciones de la Virgen de Fátima

¡Paz y Bien hermanos!

Nos unimos a toda la Iglesia con la oración del santo Rosario. La Virgen María en sus seis  apariciones en Fátima, pidió que se rezase el Rosario todos los días: "Recen el Rosario todos los días". No hay ninguna devoción de la Iglesia que haya sido recomendada por los Papas como está.

En este Año jubilar del Centenario de las Apariciones, el Papa ha concedido ganar la indulgencia plenaria, de una forma especial.

una de las formas es, que los fieles que, por edad, enfermedad u otra causa grave, estén impedidos de desplazarse, si, arrepentidos de todos sus pecados y teniendo la firme intención de realizar, tan pronto como le sea posible, las tres condiciones de confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Santo Padre, frente a una pequeña imagen de Nuestra Señora de Fátima, en los días de las apariciones se unan espiritualmente a las celebraciones jubilares, ofreciendo con confianza a Dios misericordioso a través de María sus preces y dolores, o los sacrificios de su propia vida.

Y nosotros desde nuestra casa, nos hemos querido unir a la petición del Santo Padre.








¡10 AÑOS DE GRACIA!

¡10 AÑOS DE GRACIA!

10 años han transcurrido, y parece que fue ayer, desde aquel 6 de Mayo de 2007, en el que nuestra querida Madre Carmen, fue proclamada por la Iglesia: ¡Beata!. Y como un gran regalo del Señor, el 6 de mayo, de este año, nos hemos podido encontrar en Antequera, un grupito de trabajadores, amigos y Hermanas representando a la gran familia de la Residencia Sagrados Corazones, con todas las personas venidas de nuestras Casas de España, para celebrar este X Aniversario y dar gracias al Señor por todos los dones concedidos a través de Madre Carmen, con la Eucaristía, el Encuentro de Coros de nuestros Colegios,  la visita de los lugares donde vivió nuestra Madre con la representación de varias escenas de su vida y la Clausura en la Casa Madre de la Congregación: colegio Ntra. Sra. de la Victoria.






















            Y para festejarlo también en nuestra Residencia durante toda la semana, hemos tenido diversas actividades: Adoración al Santísimo y rezo del Rosario por las vocaciones, Eucaristía el 8 de Mayo, proyecciones sobre la vida de Madre Carmen, talleres de juegos, de lectura,… y una sencilla, pero preciosa Exposición “Madre Carmen, una flor en el jardín de Dios”, en la que nuestros residentes se han esmerado para dar a conocer, a todos los que se acercan por nuestra Casa, la vida y obra de esta mujer valiente y entregada al Señor y a los hermanos, que sigue siendo ejemplo para nosotros, en cualquier estado de vida en el que nos encontremos.























































































           Y como broche final, hemos tenido la suerte de pasar un día en una de las primeras casas de la Congregación fundada por Madre Carmen: el Colegio Santa Isabel de Marchena, allí las Hermanas, profesores y alumnos nos acogieron con gran cariño y alegría. Fue un día “de familia”, en el que la presencia y el sentir de Madre Carmen, con su amor a Jesús y a la Virgen Santísima, se hizo sentir.
            ¡Bendito sea Dios que tanto nos quiere! ¡Bendito sea Dios que se hace presente en nuestras vidas a través de tantos hermanos y hermanas que, como Madre Carmen y gracias a Ella, son hoy también reflejo de su luz!